Comments Off on Las tendencias en el PRM

Las tendencias en el PRM

Image and video hosting by TinyPic
Logo del Partido Revolucionario Moderno

Logo del Partido Revolucionario Moderno

Por Raúl Mejía Santos

La silla presidencial es la joya más codiciada entre todos los políticos de República Dominicana. Accionar dentro del partidismo tradicional es una prueba de gran envergadura, considerando las ínfulas de grandeza propia del dominicano. La política nos apasiona, nos lleva por el camino de grandes sacrificios personales y a veces económicos.

A un año de las elecciones generales, la oposición al gobierno corrompido y despótico de Danilo Medina comienza articulando dos vertientes dentro del Partido Revolucionario Moderno. Una liderada por el expresidente Hipólito Mejía y la otra por Don Luis Abinader Corona.

El PRM se ha reactivado, lanzándose al proceso de revisión e inscripción de nuevos adeptos en la colectividad. Las tendencias han marcado terreno, desarrollando actividades proselitistas en todo rincón del territorio nacional.

El ímpetu le pertenece a Hipólito, a sus 76 años de edad no refleja merma en sus actividades por alcanzar la candidatura para el próximo ciclo electoral. Se ha lanzado a la calle en franca contienda, quiere volver al Palacio Nacional aunque persiste una amplia tasa de rechazo a su figura.

Su improbable gesta es de admirar. Interpretamos que Hipólito Mejía pretende mantenerse relevante en el escenario nacional. Es previsible, su arraigo dentro de sectores que lo llevaron al poder es considerable. Los expresidentes mueven gente.

Luis Abinader Corona se perfila como el favorito en la contienda interna que se avecina. La candidatura pasada lo catapultó al estrellato, tomando en cuenta que su bagaje familiar lo ha expuesto al escrutinio público desde la niñez.

Su lenguaje llano y directo lo convierte en un político atípico, distinto a los personajes versados sabelotodo que predominan ese ambiente en nuestro país. No destila arrogancia y su carácter afable facilita el contacto con la multitud que le sigue.

La corriente que dirige es la favorita a lo interno del partido, la que despunta en las encuestas populares. Luis Abinader ya es un presidenciable, su camino hacia la casa de gobierno está trazado en las próximas elecciones.

El desgaste que ha sufrido el PLD, la carencia de otro liderazgo opositor y la merma en simpatías de Hipólito, más allá del sector que le apoya, resultan condiciones a su favor. Luis Abinader será presidente.

La militancia que le sigue lo apoya incondicionalmente, es su “gallito” de pelea. Entienden que es la persona idónea para desalojar a Danilo Medina del poder y acabar con el siniestro reinado de los peledeistas.

Más en las latitudes de la diáspora dominicana se siente el apoyo a su figura. Lugares como Nueva York, Miami y Puerto Rico comienzan a organizarse alrededor de sus aspiraciones. No obstante la tarea para ganar la candidatura presidencial no será fácil, hay que hacer el trabajo.

La región de Caguas, por ejemplo, cuenta con una plantilla de líderes que le favorecen, manteniendo activa su militancia hasta en medios informáticos sociales. La página de Facebook “Caguas con Abinader 2020” ya se organizó, promoviendo al eventual candidato sin denigrar al sector contrario.

El PRM debe acogerse a un proceso interno apelando a la unidad y al rechazo total a la animosidad que imperó en la pasada campaña. El sectarismo no conviene y superarlo será una de las grandes pruebas que tendrá ese partido en su trayecto hacia una eventual victoria.

Filed in: Opiniones

Comparta esta Publicación

Recent Posts

© 2745 TribunaDominicana.net. Derechos reservado, Contáctenos en tribunadominicana@yahoo.com.